Instalación

Pegada Solera

Este tipo de instalación consiste en aplicar una mano de capa alisadora sobre la superficie de manera que la superficie en la que se coloque la moqueta esté completamente lisa y sin irregularidades.

Sobre esa capa alisadora se aplica cola especial para moquetas y se procede a la colocación de la misma, quedando así su suelo listo.

Tensada

Este tipo de instalación permite una mayor durabilidad de nuestra moqueta.

Una vez la habitación esté totalmente limpia, se colocan al pié de las paredes, unos rastreles erizados de puntas oblicuas. Estos rastreles se fijan con clavos o pegamento de contacto.

Sobre la superficie, dejando libre los rastreles, se coloca un fieltro, que nos dará un mayor aislamiento y confort.

Una vez este hecho fijaremos uno de los extremos de la moqueta a los rastreles e iremos poco a poco tensando hasta dejar la moqueta lista para su uso.

Doble Stick

Este tipo de instalación tiene el mismo proceso que el descrito en pegada solera pero, a diferencia de ella, en el doble stick lo que se pega a la solera no es la moqueta si no una ‘guata’ de 5mm y sobre ella se pega la moqueta.

Este tipo de instalación aporta mayor comodidad y durabilidad ya que la moqueta esta más protegida